ADICCIONES

  Los dispositivos C2Care tratan ambos tipos de adicciones: Adicción a una sustancia: alcohol, tabaco, marihuana, cocaína. Adicción comportamental: juegos de azar, compras compulsivas.
Los entornos virtuales que reproducen situaciones reales en las que se colocan situaciones de ansiedad (deseo imperioso de consumir/realizar una acción) permitirán al paciente afrontar sus dificultades. Mediante la exposición al objeto y/o a la situación adictivo, el terapeuta trabajará no sólo en los procesos cognitivos activos (pensamientos permisivos, creencias disfuncionales) sino también en el comportamiento problemático, dándole los métodos adecuados para controlar su adicción.

ADICCIÓN A SUSTANCIAS

Es posible tratarlas con una solución adecuada a través de las funcionalidades disponibles: exposición a múltiples indicios de ansiedad hacia el alcohol, el tabaco, la cocaína y la marihuana. Los estímulos sintéticos provocarán pensamientos e ideas disfuncionales relacionados con la adicción, permitiendo maximizar la reestructuración cognitiva. Trabajar en la respuesta de una conducta problemática con ejercicios de coherencia cardíaca cuando se exponga a situaciones de tentación.

ADICCIÓN A LOS JUEGOS DE AZAR

Es posible abordar esta adicción mediante un casino virtual. Esta interfaz comportamental librará al especialista clínico de las dificultades de la exposición in vivo y le dará acceso a los procesos cognitivos y conductuales que subyacen a la patología en cuestión para obtener un soporte total: situaciones de ansiedad, interacciones con máquinas tragaperras (tragamonedas), control sobre las características emocionales de los avatares presentes en el contexto de los juegos de azar.

DESCUBRA NUESTRAS SOLUCIONES Y SERVICIOS

i+d c2care

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO: C2CARE C2Care también es un comité científico y una red de asociados. Con un departamento científico, desarrollamos y validamos nuestro software con una constante atención por la eficacia terapéutica. Hoy en día, colaboramos con Universidades y centros de salud en la realización de trabajos experimentales sobre el tratamiento de las adicciones. Estamos llevando a cabo varios protocolos experimentales con nuestros socios.

El Dr. Cabe del Hospital Universitario de Caen ha trabajado con su equipo en el estudio de la realidad virtual como herramienta psicoterapéutica de apoyo en el tratamiento de los trastornos del alcohol.

El profesor Brousse del Hospital Universitario de Clermont-Ferrand está trabajando actualmente en un protocolo experimental sobre la adicción a la cocaína y los impactos terapéuticos del uso de la realidad virtual.

También se están llevando a cabo otros ensayos clínicos con equipos de los Hospitales Universitarios de Nantes y Niza.

¿CÓMO VA UNA SESIÓN?

Durante el tratamiento de adicciones mediante realidad virtual, el paciente está expuesto a situaciones de ansiedad. La ventaja definitiva de la realidad virtual es que ofrece la posibilidad de reproducir situaciones que permiten graduar la exposición, que van desde un ligero deseo hasta una grave ansiedad. Los pacientes estarán inmersos en situaciones que activan su impulso de consumir o producir un comportamiento (casino, bar, apartamento). La realidad virtual ofrece la posibilidad de reproducir sintéticamente entornos reales a los que sería difícil acceder durante el tratamiento. La naturaleza de estos contextos permite un tratamiento multifactorial. En efecto, durante un tratamiento de adicciones bajo realidad virtual, el paciente, al enfrentarse a tentaciones, producirá cogniciones vinculadas a su patología adictiva. Después de su implementación, el terapeuta enseñará a los pacientes cómo modificarlas y así reforzar sus estrategias de control. Esta metodología también se utilizará para la evitar las recaídas. Por otro lado, a través de la exposición bajo realidad virtual, el paciente se podrá relajarse en un inicio, para después ser expuesto a situaciones generadoras de ansiedad. Las terapias de exposición mediante realidad virtual para el tratamiento de adicciones se dirigen a adultos, adolescentes y niños.

¿QUIÉN PUEDE SER TRATADO?

Los niños, adolescentes, adultos y ancianos pueden beneficiarse de la terapia de exposición a la realidad virtual.

Sin embargo, hay restricciones relativas a :

– Niños menores de 4 años porque el lente aún no está completamente formado.

– Las personas con epilepsia.

– Mujeres embarazadas (medida de precaución adoptada en ausencia de datos médicos concretos)

– Los psicóticos en la fase de descompensación

ESTUDIOS QUE PRUEBAN LA EFICACIDAD DE LA REALIDAD VIRTUAL

Ghita et al. (2018) en el análisis de su trabajo, subrayaron el valor de la realidad virtual en el manejo de la adicción al alcohol.

Son et al. (2015) realizaron un estudio que demostraba que los estímulos sintéticos relacionados con situaciones de ansiedad provocaban la activación de un sistema de recompensa que permitía reproducir estados psicológicos parecidos a aquellos ocurridos en situaciones reales. En otras palabras, la realidad virtual genera una ansiedad similar a la sufrida por los pacientes con adicción al alcohol en su vida diaria.

Saladin et al. (2006) obtuvieron resultados similares respecto a la ansiedad relacionada con la cocaína. Las adicciones comportamentales también pueden beneficiarse del resultado terapéutico a través de la realidad virtual: Chrétien (2018) llevó a cabo un estudio comparativo entre la exposición en la realidad virtual y la exposición en la imaginación para el tratamiento de la adicción a los juegos de azar. Los resultados mostraron que en la exposición virtual fue posible acceder a pensamientos e ideas significativamente más disfuncionales relacionados con la adicción, maximizando así los beneficios terapéuticos de la reestructuración cognitiva.